Morrissey, You have killed me

Morrissey Madrid 01

Morrissey es ya casi una figura mitológica. Un ser sobre el que se sigue fabulando, que cada vez que es avistado renueva la teórica a su alrededor. A poca gente del planeta es tan fácil amarla como odiarla. Morrissey es uno de esos curiosos ejemplos de humano, y sus conciertos siempre han sido un reflejo de ese carácter iconoclasta y a la vez panfletario, arisco y a la vez empático, genial. Desde siempre, el de Manchester ha sido, pues, todo a la vez.

España es el país ideal. El artista estará mejor o peor, pero el público jamás defrauda.

Este concierto tuvo momentos de brillo «You have killed me» fue enorme y «How soon is now» sigue pareciendo que cayó de un platillo volante, un final esplendoroso en el que hasta se quitó la camisa.

Repertorio de duelo y tortura pero él sigue siendo genio y figura. ¿Fue un buen concierto? No. ¿Volvería a verlo otra vez? Sí, siempre.


Los comentarios están desactivados

A %d blogueros les gusta esto: